¿Qué guantes llevar a un viaje de esquí?

Cuando nos plantamos ante la elección de qué guantes llevar a un viaje de esquí, ésta  puede ser una tarea difícil, debido a la gran oferta de ellos que podemos encontrar en el mercado y además son muchas las características que debes cumplir para escoger los más adecuados.

Algunas de las características que debe cumplir es que cuente con un buen aislamiento térmico, que sean ligeros y resistentes, que cuenten con refuerzos en aquellas zonas más expuestas a sufrir impactos y principalmente que te resulten cómodos agradables al tacto.

viaje-de-esqui-en-andorraLos guantes funcionan igual que una cámara de aire, su temperatura se va elevando por el calor que desprenden las manos. Es decir, los guantes no calientan por si mismos sino que mantienen el calor que tú mismo estas generando. Y cómo no todos contamos con la misma resistencia y aguante al frío, debemos escoger el material que mejor se adapte a nuestras necesidades térmicas.

Alguno de los guantes que puedes encontrar son los guantes finos, pueden utilizarse solos o lo más común que es utilizarlos como primera capa y sobre él ponerse otro algo más grueso y aislante. Es más, puedes encontrar modelos dobles, con dos guantes que puedes usar solos o combinados, según tus necesidades en cada momento.

viaje-de-esquiLo más común es usar guantes con membranas impermeables (de Gore-Tex, TexTrem, Strata…), que dan una protección total frente a las bajas temperaturas. Además, suelen incorporar un relleno de fibras térmicas o de plumas para asegurar un mayor aporte de calor a tus manos.

Una alternativa interesante es optar por manoplas, ya que mantienen el calor de forma más eficiente que los guantes, gracias al contacto entre los dedos. Las manoplas no permiten la misma movilidad que te dan los guantes y tal vez te sientas torpe con ellas.

Los guantes que utilizaras en tu viaje de esquí deben tener puños elásticos o hebillas con cierre, para evitar así las pérdidas de calor. Asegúrate que eliges guantes específicos para el esquí, ya que te permitirán flexibilidad y libertad de movimientos.

Si hablamos del material, puedes optar por guantes de cuero o de material sintético. Se trata de encontrar el punto justo entre la calidez del guante, la maniobra que permite, su estética y su precio. Tómate tu tiempo para elegir el tuyo, ya que no siempre los más caros son los mejores. Lo más importante es que te sientas bien con ellos.

¡La nueva temporada te espera y tienes que estar dispuesto a cogerla con fuerza!