¿Qué comer en un día de esquí en Andorra?

Edia-de-esqui-en-andorranfrentarnos a una jornada de esquí necesita de una dieta específica, ya que es un intenso ejercicio físico el que vamos a desempeñar. Para tener el máximo rendimiento, os recomendamos seguir una dieta equilibrada por eso vamos a daros unas pautas sobre qué comer en un día de esquí en Andorra.

La dieta de ese día debe estar compuesta por un 55-60% de hidratos de carbono, 15-18 % de proteínas y 22-30% de grasas.

¿Qué comer los días antes a la jornada de esquí en Andorra?

Es recomendable seguir una dieta rica en hidratos de carbono, ya que es el combustible que utilizaremos durante la jornada deportiva. Por eso debemos incluir alimentos a nuestra dieta ,durante los días previos, como: pasta, patata o arroz combinados con proteína sin grasa tipo pollo, pavo. Incluiremos también algo de verdura y fruta para aumentar los minerales y vitaminas.

Normalmente los días de esquí solemos darnos el madrugón para aprovechar al máximo las horas de esquí, por lo que algunos tienden a no desayunar mucho, lo que es un gran error. Vamos a hacer un gasto importante de energía por lo que tenemos que desayunar fuerte y abundante para tener las reservas de nuestro cuerpo preparadas. Nuestro desayuno  Debe incluir:

– Hidratos de carbono: pan, tostadas, cereales, galletas, mermelada…

– Proteínas: leche, yogur, queso, fiambres, jamón serrano, tortillas…

– Grasas: aceite de oliva, mantequilla o margarina, quesos curados, frutos secos…

– Vitaminas y minerales: fruta o zumos

que-comer-esqui-en-andorra

El día es largo, por lo que os recomendamos que llevéis algo de comida y reponer fuerzas a media mañana. Lo mejor es algo de hidratos de carbono, como galletas, barritas energéticas, plátano y acompañarlo de un zumo o una bebida energética. Esto te permitirá mantener el ritmo de ejercicio y dejar a un lado la fatiga y el cansancio.

¿Cuál es la mejor hidratación?

Por lo general el ejercicio físico conlleva una gran pérdida de líquidos, y en este caso, la ropa de abrigo ayuda a aumentar la pérdida de líquidos al incrementar la sudoración. Por eso, es necesario tomar cada 20 o 30 minutos un poco de agua o de líquido. Las bebidas isotónicas también son una buena opción ya que reponen líquidos y electrolitos.

Y después del día de esquí en Andorra..

Después del agotador día de esquí, es conveniente hacer una merienda-cena consistente para que el organismo pueda reponer sus depósitos de glucógeno. Las sopas y caldos son recomendables para recuperar la temperatura corporal y los líquidos y minerales perdidos durante la jornada.