Imprescindibles en nuestra maleta para un viaje de esquí

Parece que el frío ha llegado para quedarse, lo que nos anuncia que la temporada de esquí cada vez está más cerca. Sois muchos los que ya habéis reservado algún viaje de esquí para el próximo puente o cualquier otra escapada de fin de semana improvisada. Si eres de los que se está iniciando en este deporte blanco o tu hijo quiere apuntarse este año al viaje de esquí del colegio  y no sabes muy bien que meter en la maleta, te damos una lista de imprescindibles en nuestra maleta para un viaje de esquí.viaje-de-esqui

¿Qué me llevo a mi viaje de esquí?

Comencemos con la vestimenta, puede ser tanto un mono de esquí como también puede servir una chaqueta y pantalón impermeables para la montaña, lo importante es que todas las prendas que utilicemos nos deben permitir una correcta impermeabilización y protección contra el viento. Es recomendable llevar debajo del mono o la chaqueta prendas transpirables que estén en contacto con el cuerpo, como pueden ser  unas buenas mallas o camiseta térmica.

Todas las prendas que lleves no deben ser ni muy pequeñas ni muy grandes, ni tampoco rígidas o cualquier característica que puedan limitarnos los movimientos al esquiar.

Seguimos con el equipo de esquí. Son indispensables las botas de esquiar, los esquís y los bastones. Viajar con tanto bulto en ocasiones es incómodo o no todos contáis con vuestro propio equipo porque preferís alquilarlos primero y comprarlos una vez hayáis adquirido un nivel de esquí mayor.

El neceser es otro importante punto a tocar, en el que no puede faltar una alta protección solar especial para la cara, el sol en la montaña es muy fuerte y la facilidad de quemarnos la cara es muy alta sobre todo los niños, otra hidratante para después del sol y un protector labial, ya que los labios serán los grandes sufridores.

Ten en cuenta llevar también una mochila para la llamada ropa après-esquí, para después de esquiar. Botas cómodas de montaña, gorro, bufanda, guantes normales, y ropa de paseo pero abrigada para salir a cenar, dar una vuelta o hacer todo lo que no sea propiamente esquiar después de una divertida jornada de esquí.

Todo lo demás ya depende de los gustos de cada uno, solo nos queda desearos un feliz y divertido viaje de esquí.esquiar-con-niños-andorra