¿Está mi hijo preparado para ir a campamentos de verano para niños?

Tomar la decisión que los niños empiecen a ir de campamento fuera de casa, lo que supone dormir fuera, comer fuera y todo durante varios días, no es una de las decisiones fáciles de tomar. Esta puede suponer la que será su primera salida sin familiares ni amigos y, por tanto, un decisión importante. Muchos este año os enfrentaréis a la pregunta “¿Está mi hijo preparado para ir a campamentos de verano para niños?”

campamentos-de-verano-para-niñosÉsta es la primera pregunta que debéis haceros, ya que  es muy importante que estéis seguros de que vuestros hijos se sientan  preparados. El objetivo de esas actividades es que aprendan pero principalmente que se diviertan. Es por eso que hoy queremos daros algunos consejos para hacerlo bien y estar seguros a la hora de mandarlos a campamentos de verano para niños.

La edad más común a la que los niños comienzan a ir a este tipo de actividades y asistan a los campamentos de verano es a partir de los 6 años más o menos, pero existen algunos programas que están preparados para niños de edades más tempranas, de 3 años en adelante. Tal vez pueda pareceros que aún son demasiado peques, pero siempre que se cuente con los profesionales adecuados, los niños lo pasarán fenomenal y aprenderán un montón, haciendo que la experiencia llegue a convertirse en toda una referencia para años posteriores.

Algo que os recomendamos es que los niños participen en la decisión de ir o no a un  campamento de verano, que conozca qué tipo de campamento será, las actividades que hará durante los días que esté fuera de casa y demás.

En Novaways los campamentos se centran en actividades vinculadas con la naturaleza, cómo podéis ver en nuestros campamentos multiaventura y se estructuran por quincenas con todo tipo de actividades relacionadas con el deporte de aventura.

campamentos-de-verano

Realmente, para que los padres puedan tomar la decisión de enviar o no a sus hijos a un campamentos de verano para niños, lo importante siempre es pensar en el niño, nadie mejor que un padre conoce a su hijo y es quién sabe si está preparado para separarse de ellos unos días sin pasarlo mal.

Otro de los puntos fundamentales a tener en cuenta es que, una vez tomada la decisión en casa, los niños no deben ver dudar a los padres sino que hay que animarles, ser siempre muy positivos y recordarles lo bien que lo van a pasar y los nuevos amigos que van a  hacer.