Dime como esquías y te diré que esquís necesitas

La elección de unos esquís no es una decisión que podamos tomar a la ligera ya que es un material caro y que nos acompañará durante bastante tiempo, del mismo modo que las botas de esquí, por lo que tenemos que estar contentos y cómodos con nuestra compra. Hay que tener en cuenta una serie de factores antes de la compra. Hoy queremos echaros una mano es esta decisión antes de que os vayáis a pasar unos días de esquí en Andorra.

esqui-en-andorra

Antes de decantarse por un tipo de esquí u otro tenemos que tener en cuenta dos aspectos fundamentales que son: el grado de dureza que tenga, ya que es lo que permite arquearse o no al esquí y la geometría de este, lo que permite tener un determinado ángulo de giro.

Una vez claros los aspectos anteriores, debemos considerar otro tipo de factores que también son importantes  a la hora de comprar unos esquís.

1.Nivel de esquí.

La flexibilidad del esquí depende directamente del nivel que esquí que tenga el usuario. Cuanto más elevado es el nivel, el esquiador posee mayor control en la velocidad, por lo que ejercerá más fuerza sobre los esquís. Por lo que cuanto mayor nivel, mayor es la dureza de los esquís.

2.Altura del esquiador.

La talla del esquí o longitud de este, viene dada por la altura del esquiador, aunque otro factor que tenemos en cuenta a la hora de decidirnos por una longitud u otra además de la altura es el nivel.

Actualmente, se tiende a llevar más unas tablas más cortas que largas. Más o menos entre 10 o 15 centímetros por debajo de nuestra altura. Lo que nos aporta la longitud es la facilidad de giro, un esquí corto te aporta mayor facilidad de giro que uno largo, pero también te resta estabilidad en virajes amplios o medios a velocidad.

3. El terreno preferente y tipo de esquí que nos gusta practicar.tipo-de-esqui-en-andorra

La geometría de un esquí o sus líneas de cota (ancho de espátula, patín y cola) están directamente relacionadas con el radio de giro que tengan.

Pero que un esquí tenga un radio de giro determinado, no quiere decir necesariamente que este no pueda ser variado esquiando ya que ejercemos una presión sobre ellos que lo deforman variando este radio.

En función de estas líneas el esquí es más favorable para realizar giros cortos, medios o amplios.