Cuándo empezar con el taekwondo para niños

Como ya hemos visto en otros post, la práctica del taekwondo para niños puede aportar infinidad de beneficios y ventajas a su proceso formativo. Gracias a él desarrollará su estado físico y mental reflejándose de un modo considerable en su forma de establecer relaciones con los demás del mismo modo que en su rendimiento escolar.

Desde Novaways creemos que la edad recomendable para comenzar a practicar este deporte es de cuatro años. La iniciación a este deporte a esta edad temprana se realiza mediante un trabajo de recreación. Con este trabajo el objetivo que se persigue es que los niños comiencen a tomar contacto con él a través de pequeños juegos. De este modo los más pequeños disfrutarán del taekwondo para niños en un ambiente divertido y atractivo.

que-es-el-taekwondo-para-niños

¿Cómo son las clases de taekwondo para niños?

 

Una clase de taekwondo para niños suele constar de unos cuarenta y cinco o sesenta minutos, más o menos, de entrenamiento. La durabilidad depende en muchos casos de la edad de los niños y la experiencia que tengan en este deporte. En la mayoría de los casos las clases o entrenamientos se estructuran de la siguiente manera:

Todo entrenamiento de taekwondo ya sea para niños o para adultos, comienza con una sesión de meditación, seguida de unas series de calentamiento y estiramientos dando paso así al trabajo más técnico.

Además de los entrenamientos habituales, se realizan pequeñas pruebas o exámenes donde cada niño puede demostrar sus destrezas dentro de este arte marcial y su aprendizaje dentro del mismo. Estas pruebas están compuestas por ejercicios tanto de piernas y brazos como de saltos y ejercicios combinados.

taekwondo-para-ninos

Por qué motivar a la práctica del taekwondo para niños

 

Como en casi todo este tipo de cosas en la vida, sin motivación y apoyo será mucho más complicado. Sobre todo cuando hablamos de niños, a esas edades necesitan el reconocimiento de padres, familia y amigos, por eso es muy importante que sientan que les apoyamos y motivemos a seguir con los entrenamientos aunque a veces se haga pesado o la pereza se apodere de ellos. Como ya vimos en otro de nuestros artículos, la perseverancia es uno de los valores que más se trabaja es este tipo de deporte, y es que como ya dijimos solo con constancia y trabajo se llegará lejos en esta práctica milenaria.