Consejos para tu primer día de esquí en Andorra

Por fin has dado el paso y te has decidido por lanzarte a aprender este maravilloso deporte y pasar unos días de esquí en Andorra. Que si es muy divertido, que si disfrutas un montón.. hoy vamos a darte unos consejos para tu primer día de esquí en Andorra y que sea una experiencia que quieras repetir.

esqui-en-andorra-debutantes

Qué hacer en tu primer día de esquí en Andorra

  1. Bien equipado y sin miedo a caídas.

Seguramente ya sabes qué necesitas para tus días de esquí en Andorra, pero acude a tiendas especializadas donde podrán aconsejarte sobre los esquís, botas, bastones, ropa y guantes mejores para ti.

Tienes que ir cerciorado con que te vas a caer, pero qué más da. En tu primer día no alcanzarás grandes velocidades y si te caes, pues te vuelves a levantar. Lo más seguro es que acabes con el culo mojado, pero ¿y lo que has disfrutado? A mitad de la jornada vas a comprobar cómo controlas mucho mejor el equilibrio y poco a poco empiezas a deslizarte con soltura sobre la nieve.

  1. Ponte en forma antes de llegar a la estación.

El esquí es un deporte exigente , especialmente cuando no lo has practicado nunca. Si no quieres terminar tu primer día de esquí agotado y lleno de agujetas, debes estar en buena forma. Así que, si llevas tiempo sin hacer ejercicio, aprovecha la pretemporada para ponerte en forma en el gimnasio, saliendo a correo o montando en bici.

  1. Empieza en pistas de principiantes.esqui-en-andorra-primer-dia

Por mucho que alguno de tus amigos insista en que empieces con ellos en una pista “muy fácil”, lo mejor es que empieces por el principio y acudas a las pistas de principiantes, las cosas de palacio van despacio.

  1. Da clases con un monitor.

Quien te puede enseñar mejor a esquiar que un monitor profesional. Con él vas a aprender las nociones básicas para mantener el equilibrio y empezar a deslizarte, frenar haciendo cuña, clavar los bastones en el momento necesario y no hacer demasiada fuerza con los brazos… Son muchas las cosas que tienes que aprender en tu primer día, y es mejor que las aprendas con un profesional.

  1. No te ajustes demasiado las botas.

Un truco fundamental para principiantes. Habrás oído que las botas deben ir bien ajustadas al pie, tanto en el tobillo como en la parte superior. Es importante llevar las botas ajustadas, pero no caigas en el error de apretarte en exceso los ganchos. Te recomendamos que durante tus primeros movimientos te sientas cómodo, y a medida que avance el día y vayas cogiendo confianza, vayas ajustándolos de manera progresiva.

Si sigues nuestros consejos y añades un poco de pasión, paciencia y prudencia, el éxito de tu primer día de esquí en Andorra está asegurado. ¡A disfrutar!