Consejos para debutantes de esqui escolar

¡Mamá este año aprendo a esquiar! Esta frase la repetirán este año muchos niños cuando se acerque el viaje de esqui escolar con sus compañeros de clase. Por eso desde Novaways queremos daros unos consejos para debutantes de esquí.

¿Cómo empezar a esquiar?

  1. Debes llevar un equipo adecuado. Algo fundamental en este deportes son las botas, son grandes, pesadas y pueden llegara a hacerte la vida imposible. Debes abrigarte bien, pero sin llenarte de capas que pueden reducir tus movimientos y unos buenos guantes son imprescindibles, debes asegurarte bien que tus pies están bien abrigados y no se quedan fríos. y asegúrate que los pies no se te quedan fríos. Un elemento importantísimo sobre todo hablando de esqui escolar es el uso del casco, nos ayudará a prevenir cualquier daño en caso de caídas.
  2. Protégete del sol. El sol en la montaña es muy fuerte y agresivo, por lo que debemos protegernos tanto rostro, como orejas e incluso el cuero cabelludo. Y, por el mismo motivo, debemos beber mucha agua ya que entre el sol y el esfuerzo puedes acabar deshidratado.consejos-para-debutantes-de-esqui
  3. Contrata un profesor. Teniendo en cuenta que somos nuevos o tenemos poca experiencia en este tipo de deportes, si queremos evitar vicios, dolores de rodillas innecesarios, caídas y sustos, debemos comenzar nuestra aventura ‘blanca’ con un profesor de esquí.
  4. Jamás esquíes por encima de tus posibilidades. Si es la primera vez que te subes a unos esquís, no te preocupes porque la pista sea planos. Algo muy importante es que aprendas a tu ritmo. Verás a niños de cinco años bajar como si fuesen expertos esquiadores pero no trates de imitarlos ni te aventures en una pista roja o negra ya que tu nivel no es el necesario para bajar por esas pistas, y puede ocasionarte más de un susto no hacer caso a esta recomendación. Ya tendrás tiempo para mejorar y si lo logras disfrutarás mucho más cada descenso.
  5. Pásalo bien. Tanto los esquís y como los remontes pueden llevarte a algunos de los sitios con las vistas más impresionantes del mundo. Pero también pueden ponerte en un aprieto. Lo primordial en este deporte es pasarlo bien. Si sufres, haz una parada, por algo las estaciones están llenas de cafeterías
  6. No te agotes. El esquí es uno de los deportes que más cansa y mucho. Salvo que estés muy en forma, no os recomendamos que empecéis a esquiar nada más abrir las pistas y que aguantéis hasta el cierre. Un ‘forfait’ no es una barra libre, lo amortizarás seguro. Entre cuatro o cinco horas de esquí son más que suficientes para un principiante e incluso para un experto. No te exijas un 100%, exígete un 80%, porque bajar una pista sin fuerzas puede ser muy peligroso.
  7. Respeta SIEMPRE las normas de seguridad. La tercera norma de la Federación Internacional de Esquí dice que el esquiador ha de ir siempre controlado y evitando a quienes van por delante de él. Pero hay nueve más y muy poca gente es consciente de ellas: apréndetelas. Te ayudaran a evitar accidentes y a disfrutar de las bajadas mucho más.
  8. Conoce la estación de esquí.No es necesario mirar el mapa de la estación cada 10 minutos, pero es recomendable que le eches un vistazo antes de empezar la jornada. Procura tener siempre controlado el lugar del que saliste y una idea clara de cómo regresar hasta él si no quieres llevarte un susto, porque los remontes no suelen retrasar su cierre.

Siguiendo estos consejos, disfrutarás de una viaje de esqui escolar con todos tus compañeros de clase al máximo.