Características necesarias de un casco de esquí.

No vamos a entrar en el debate de ver si es necesario o no el uso del casco del esquí, ya que para nosotros es un accesquiar-con-niñosesorio tan imprescindible como los guantes o los esquís, pero principalmente cuando vas a esquiar con niños. Por eso hoy queremos daros unos consejos útiles sobre las características necesarias de un casco de esquí si estáis pensando adquirir uno para vuestros días de esquí en Andorra.

Características de un casco de esquí.

1. Talla

Lo Primero en lo que debemos fijarnos al comprar un casco es saber bien nuestra talla.

¿Cómo? Tenemos que medirnos el contorno de la cabeza a la altura de la frente ayudándonos con una cinta. Por lo general los fabricantes suelen poner las tallas en cm. Por ejemplo 58-60 cm o usar el tallaje S,M o L, pero hay que tener en cuenta que como en todo lo mejor es probarlo para saber cuál es el que mejor se ajusta a tu cabeza.

Te recordamos que al probarte un casco no te debe quedar nunca ni apretado ni suelto, debes poder moverlo ligeramente pero sin girarlo mucho. La cinta de sujeción debe quedarte ajustada  bien en la barbilla; firme y no suelta, pero permitiéndote cierto movimiento sin molestarte.

2. Tipos de cascos

esquiar-con-niños-andorraExiste una gran variedad de cascos en el mercado del esquí, en función de las necesidades y la modalidad que practiques, pero entre tanta variedad existen dos modelos principales de cascos.
Cascos con orejeras de material blando.

Cascos que cubren completamente la zona de las orejas.

Por lo general el primer tipo de casco suele usarse en snowboard, mientras que el segundo, para esquí. El motivo no es otro que la frecuencia de las caídas laterales en cada tipo de modalidad de este deporte.
En la gran mayoría de los cascos las orejeras son, permitiéndote poder escuchar mejor y aportando ventilación extra en caso de altas temperaturas y sensación de calor.

 3. Ventilación

Detalle importante a tener en cuenta antes la compra de un casco de esquí. La ventilación, permite mantener fresca y ventilada la zona de la cabeza evitando así el sudor, algo normal durante la práctica de un deporte.

Es cierto, que cuando nunca has usado un casco para esquiar y comienzas a hacerlo, pierdes un poco esta sensación de velocidad que nos gusta a los esquiadores, pero la sensación de seguridad en cada bajada se ve aumentada, pero en unos días te acostumbras totalmente a él.

Por último queremos hacer una aclaración muy importantes, y es que no puede hacerse uso de un caso que no sea específico para esquí o snowboard en ningún caso. Cada deporte tiene su modalidad y sus características especiales y no estaremos protegiéndonos en absoluto, más bien lo contrario. Cada casco se confecciona tomando en cuenta el uso que tendrá y conforme eso, las exigencias que debe superar.

Tanto si vas con niños o a esquiar con niños, es muy importantes que tu casco cumpla estas características para poder disfrutar de una jornada de esquí divertida pero sobretodo segura.