Beneficios de hacer viajes de fin de curso en primaria

A todos siempre nos vienen muy buenos recuerdos cuando hablamos de viajes de fin de curso o de alguno de los viajes escolares que hemos hecho a lo largo de nuestra vida estudiantil. Hoy en día vemos que están muy de moda no solo los viajes para finalizar la etapa escolar sino en cursos intermedios como en primaria, ya que son muchos los beneficios que aportan a los más pequeños.

Beneficios que aportan los viajes de fin de curso a los niños

1.- Los niños se comportan con naturalidad, tal y como son. Por regla general, el único contacto y oportunidad para conocerse profesores y alumnos es en las horas de clase,  por lo que las excursiones escolares son una oportunidad perfecta para ello. En la mayoría de los casos lo profesores se suelen mostrar tremendamente sorprendidos con los cambios de actitud que ven, habitualmente para bien, en muchos de los niños.

2.- Aprender a convivir con los demás. En muchas ocasiones nos encontramos con que esta es la primera vez que los niños pasan una noche fuera de casa y de su núcleo paterno. Por lo que estas excursiones implican muchas cosas, no solo dormir fuera de casa. Ya que desde que amanecen tienen que valerse por sí mismos y ser ellos mismos quienes realicen sus rutinas diarias. Son en esos momentos donde aflora el compañerismo y se forjan los lazos entre compañeros.

3.- Esa lejanía y distancia que suele reinar en la relación de los alumnos con los profesores suele reducirse en este tipo de viajes fin de curso, dando pie a que los chavales se sientan más cercano y ganen confianza en sus profesores. Además de ser un momento perfecto para poner en práctica todos los valores y enseñanzas adquiridas en el aula.

4.- No solo es un beneficio para los alumnos que asistan, sino también para sus padres, ya que aprenden a dar libertad a sus hijos y a ellos mismos. En muchas ocasiones se tiende a sobre proteger a los pequeños, y les hacemos más mal que bien.

5.- Aprender fuera del aula también es divertido tanto para niños como para profesores.  ¿Cómo? A través de juegos didácticos, talleres y actividades los niños tienen mayor facilidad para afianzar los conceptos. Tanto los adquiridos durante el curso en las aulas como los que adquieren durante este tipo de excursiones. Y es que aprender divirtiéndonos es la mejor manera de aprender. Seas niño o seas adulto.